Child Themes en WordPress. ¿Qué son y por qué utilizarlos?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por ejemplo, Willow es un tema hijo de Twenty Sixteen

¿Aún no conoces los Child Themes de WordPress?A menudo no nos damos cuenta de que hacemos algo mal, o sufrimos determinados problemas, resignándonos a ellos, sin saber que con un mínimo esfuerzo, podríamos vivir más tranquilos, solucionarlos y crear productos más profesionales y de mejor calidad.

En este caso, podemos aplicar esta premisa a la hora de trabajar con nuestros themes de WordPress. ¿Cuántas veces te has descargado o has comprado un theme para un site en WordPress y lo has utilizado directamente, sin más? ¿Cuántas de estas veces WordPress te ha avisado de que tu theme tiene una actualización, has actualizado sin pensártelo dos veces y te has encontrado con un verdadero desastre?

Estoy seguro que más de una y más de dos veces y, ¿por qué estoy tan seguro? Porque a mi mismo me ha ocurrido en varias ocasiones. ¿Cuándo dejó de sucederme? Justo en el momento en el que empecé a trabajar con Child Themes.

Es por ello que con este post comienzo una serie de posts sobre el uso de Child Themes en WordPress. A lo largo de las próximas semanas iremos viendo determinadas características y formas de trabajar con este concepto que, puede que ahora mismo te tenga un poco descolocado, pero que espero dentro de muy poquito empieces a utilizar en todos tus proyectos WordPress.

¿Qué es un Child Theme?

Un Child Theme, como su propio nombre indica, es un tema hijo. Por tanto, para que haya un tema hijo, debe existir un tema padre, o lo que es lo mismo: un Parent Theme.

Un Parent Theme puede ser cualquier tema, mismamente el que estemos utilizando ahora mismo en nuestra web, o el que nos haya pasado un cliente como referencia. Sólo hay una premisa indispensable para que pueda ser un Parent Theme: no puede ser un Child Theme. En resumen: no se puede crear un Child Theme a partir de otro Child Theme.

A partir de aquí, surge el concepto de herencia. Un tema hijo, hereda todas las propiedades de su tema padre. ¿Y cuáles son estas propiedades? Pues pueden ser de dos tipos:

  • Funcionalidades
  • Estilos

En otros artículos veremos cuáles son estas propiedades y estilos y dónde debemos modificarlos. Por el momento, basta con que sepamos que todas las funcionalidades y estilos que definamos en nuestro Child Theme, tendrán preferencia sobre las que estén previamente definidas en el Parent Theme. Entraremos más en profundidad en ello, ahora lo importante es tener eso claro: el tema hijo hereda todas las propiedades de su tema padre, pudiendo modificarlas o añadir nuevas, y teniendo siempre preferencia sobre ellas.

¿Por qué es tan importante que utilicemos Child Themes?

Vale, ya sabemos más o menos lo que es un Child Theme pero ¿por qué es tan importante que los utilicemos?

Principalmente por una razón: evitarnos problemas a nosotros mismos.

Como comentaba al principio, es habitual tener un theme instalado, configurado a nuestro gusto y tal vez con varias modificaciones realizadas por CSS, y que al salir una actualización y ejecutarla, perdamos todo lo modificado. Esto ocurre porque el theme, sobreescribe todos sus archivos por los de la nueva versión, sin importarle si hemos realizado algún cambio con anterioridad.

Este problema se resolvería de forma tan sencilla como creando un Child Theme, y en el siguiente post de esta serie veremos lo realmente sencillo que puede llegar a ser.

Siguiente parada: Formas de crear un Child Theme

Hasta aquí la primera entrega de esta serie de posts, en la siguiente veremos las diferentes formas de crear estos Child Themes, a partir de un Parent Theme. Hasta entonces, vete haciéndote a la idea de que muy pronto estarás utilizándolos ;-).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba