96. La importancia de saber decir “no”

En nuestros negocios, en nuestros trabajos, con la familia, los amigos…hay muchas veces en la vida que deberíamos decir “no”, pero no siempre es fácil. Entonces decimos que sí, asentimos, y contentamos a los demás, porque es lo fácil, evitar el enfrentamiento. ¿El precio a pagar? Nuestra frustración, un estado de malestar con nosotros mismos por ir contra nuestros propios intereses.

Esto es especialmente importante cuando nos estamos jugando nuestra reputación o la rentabilidad de nuestro negocio.

Proyectos que nos nos motivan o no nos sale muy a cuenta llevar a cabo, proyectos en los que estamos metidos y en los que se incumplen sistemáticamente los acuerdos a los que se había llegado…Son muchas las situaciones en las que podemos decir no.

Obviamente no es fácil, a nadie le gusta crear un clima de fricción, y menos con gente con la que tienes que trabajar (y que te tiene que pagar), pero créeme, es importante aprender a hacerlo. Empieza con pequeñas cosas, pequeñas victorias que te irán dando seguridad. Solo hay dos máximas a tener en cuenta: respeto y firmeza.

¿Y tú? ¿Sabes decir que no? ¿Te resulta demasiado violento? Cuéntamelo en Twitter o el formulario de contacto de mi página web. Y no te olvides de participar en el sorteo del capítulo 100, mencionándome en Twitter con el hashtag #sidudashazlo100.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba