Apple y el futuro de la Touch Bar

Tiempo de lectura: 2 minutos

Tras ver esta tarde este diseño sobre un posible nuevo concepto de implementación de la Touch Bar en futuros MacBook Pro, me ha venido a la cabeza una reflexión que me gustaría compartir por aquí.

Por un lado, Apple solo incluye la Touch Bar en su gama profesional de portátiles. Hasta aquí, comprensible. Se trata de usuarios que necesitan “un poquito más”, con requerimientos más avanzados que el usuario de a pie.

Dentro de esta gama PRO, el modelo más básico no cuenta con ella, incluyéndola solamente en el modelo intermedio y en el tope de gama. Hasta aquí, todo correcto también; dentro de esa gama profesional, el que quiera ese añadido, tiene que pagar un poco más.

Donde surgen mis dudas con este concepto es en el hecho de interpretar que, el convertir toda la mitad inferior del portátil en superficie táctil, sea algo para profesionales. Obviamente, sería más caro que un teclado y trackpad tradicionales, lo que hace asociarlo a la gama profesional pero…¿hasta qué punto se podría conseguir una experiencia profesional con esa superficie táctil?

Personalmente, lo veo más como algo lúdico que como algo profesional, pero el problema, como decía al principio, es precisamente ese: ¿como presenta Apple al mercado una funcionalidad extra, que encarece el precio del producto, incluyéndola en la gama de consumo y no en la profesional?

Por el momento, por lo que leo y oigo, los niveles de satisfacción con respecto a la Touch Bar no son muy elevados y, más allá de su indudable espectacularidad, su utilidad real en el día a día de un usuario profesional está por ver.

Es por todos sabido lo bien que resuelve Apple estas cuestiones y que son expertos en sorprendernos con nuevos conceptos que nunca antes hubiéramos imaginado.

Pero de momento, hasta que no lo vea con mis propios ojos y pueda probarlo, me parece muy lejano el día en el que ese concepto sea realidad, o mejor dicho, nos brinde el nivel de productividad que podemos conseguir a día de hoy con los teclados convencionales.

Creo que Apple tiene un problema con la relación identidad/precio de la Touch Bar. Por características, me cuadra más en la gama doméstica, pero por precio se ve “obligada” a colocarla en la gama PRO. Veremos cómo va desarrollándose este asunto en futuras actualizaciones de la gama de portátiles de Apple.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba